Acciones de Goldman Sachs

Las acciones de Goldman Sachs, han tenido un 2018 decepcionante y es que el activo de la compañía lleva acumulando una baja del 8,3% en los últimos 12 meses. En una comparativa con el mercado en general así como con el sector particular, las acciones de la banca de este gigante de la inversión han ido generando retornos por debajo del promedio.

Negocio de alta calidad, época difícil.

Estos resultados negativos no son una casualidad ya que actualmente el negocio de los bancos de inversión en general se encuentra estancado en una etapa muy compleja y es que el aplanamiento en la curva de tasas de interés, con las tasas de interés de corto plazo subiendo en mayor magnitud que las tasas de largo plazo, termina por afectar negativamente los márgenes de ganancia de toda la industria.

En general, la industria financiera se ha encaminado hacia una reducción de comisiones y costos que por lo regular eran absorbidos por los clientes; que si bien es una política saludable a largo plazo para los bancos, en el corto plazo, se traducirá en un impacto negativo para sus finanzas. No obstante, cabe recordar que Goldman Sachs es una de las marcas más prestigiosas en la industria de la banca de inversión a nivel mundial lo que hace que la marca sea extremadamente valiosa frente a sus competidores además de poseer una amplia escala global a nivel de operaciones, se vuelven ventajas estratégicas primordiales para seguir creando nuevos negocios, atraer a nuevos clientes así como a los talentos únicos del mercado.

Para el segundo reporte trimestral de 2018, su reporte supero de manera amplia las expectativas generadas, con una facturación que llegó a los 9.400 millones de dólares en este periodo, aumentando de esta forma un 19% interanual, lo que marcó un nuevo récord para el segundo trimestre de los nueve años más recientes, hablamos de que las cifras superaron a los pronósticos en 660 millones de dólares. Con ganancias por acción de 5,98 dólares aumentando el valor de forma considerable, cuando se compara con los 3,95 del mismo periodo en 2017. Su retorno sobre patrimonio asciende a 14,1%; un indicador claro sobre la buena salud de la compañía y que al mismo tiempo presenta un récord para Goldman Sachs en los 9 años más recientes.

Posibles riesgos.

Los factores de riesgos que podríamos encontrar aquí, es que una compañía del tipo de Goldman Sachs depende en gran medida de variables que tienen que ver con el contexto macroeconómico; niveles de las tasas de interés , demanda de crédito, volúmenes de actividad del mercado son variables importantes que impactan sobre tasas de crecimiento así como de rentabilidad del negocio además aunque la compañía se encuentre claramente bien posicionada, su sector es muy competitivo además de encontrarse en una etapa madura, por lo que las nuevas oportunidades de crecimiento son demasiado limitadas.