Crisis venezolana da soporte al petróleo

En el momento en el que las reservas de gasolina llegan a niveles récord y los yacimientos petroleros repuntan, se ha desatado una crisis social en Venezuela, que entre otras cosas ha derivado en posibles sanciones contra la única industria que mantiene en soporte a la nación, la del petróleo; afectando así a los fundamentos que ha mantenido al petróleo en 50 dólares por barril, al menos durante las tres últimas semanas. Otro factor que podría considerarse importante y que se encargaría de dar impulso a las materias primas, es el del discurso del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, después de la reunión mensual del banco central del día miércoles; pero además tenemos las cifras de empleo del mes de enero de Estados Unidos así como la llegada de funcionarios chinos a Washington para reanudar conversaciones sobre el comercio. Todos estos acontecimientos podrían convertirse en factores positivos para el petróleo.

Al inicio de la semana pasada, los precios del petróleo fueron presionados por el aumento de las reservas de crudo de los Estados Unidos, una no muy alentadora lectura del estado de la economía global sin dejar pasar el debilitamiento de los mercados de valores. No obstante el rumbo de la confianza inicial mostrada terminó por dar un giro conforme pasaron los días, al darse a conocer que el gobierno de Trump se encontraba considerando sancionar a la petrolera venezolana, luego de que el presidente venezolano Nicolás Maduro, cortara vínculos diplomáticos con Washington al reconocer los norteamericanos a Juan Guaido, como el mandatario del país sudamericano.

Crisis en Caracas

De acuerdo a Dominick Chirichella, quién se desempeña como jefe de riesgo y operaciones de petróleo en el Instituto de Gestión Energética de Nueva York, la crisis desatada en Venezuela, ha dado un soporte inesperado a los precios del petróleo de Estados Unidos pese a que la nación latinoamericana se encarga de enviar unos 500.000 barriles al día a suelo estadounidense lo que supone un 10% de los 5 millones de barriles al día de acuerdo a la media de las importaciones de los refinadores norteamericanos. En palabras de Chirichella ”A pesar de la creciente preocupación expresada por los medios de comunicación en torno a una posible ralentización de la economía mundial, los precios del petróleo están ahora muy alejados de los mínimos del 24 de diciembre”.

Repunte de los petróleos más pesados

Si bien es cierto que Estados Unidos, produce cerca de 12 millones de barriles al día por sí sólo, este es de tipo crudo ligero, sirve en su mayoría para hacer gasolina, mientras que el petróleo como el que exporta Venezuela es más pesado y sirve para producir diésel así como para otros combustibles de transporte. De ahí que los precios del petróleo agrio Marte y del petróleo dulce pesado Lousiana, se hayan disparado dado el ajuste de las reservas. El diferencial entre estos dos ha registrado máximos de cinco años en más de 7 dólares por barril el jueves. Los diferenciales en el mercado físico se han filtrado en las bolsas de futuros, manteniendo de esta forma firme el WTI por arriba de los 50 dólares por barril, pese a lo máximos históricos de casi 260 millones de barriles la semana pasada y un repunte en el recuento de yacimientos, que habían visto una caída a principios del mes.