Disney debería superar las expectativas

Hoy después del cierre del mercado, le toca el turno a Walt Disney Company de publicar sus resultados de su primer trimestre fiscal del 2019 y si bien en los pronósticos el consenso arroja que habrá un beneficio por acción de 1,54 dólares y de ingresos por 15.070 millones de dólares, tales estimaciones sin embargo se encuentran por debajo de los resultados del mismo período que mostro la compañía el año pasado los cuales terminaron por superar las expectativas. De ahí que entonces los analistas adelanten que las cifras para hoy, hagan lo propio.

No es de extrañar, que Disney haya superado más de dos tercios de las previsiones BPA así como más de la mitad de las expectativas de ingresos en los más recientes 16 trimestres, es por eso que son varios los analistas que están listos para apostar a que el gigante de la industria del entretenimiento, nuevamente mostrará hoy resultados por encima de los pronósticos y para muestra, están los claros indicios que se pueden obtener echando un vistazo al gráfico técnico de la empresa.

Como se puede apreciar, la cotización ha experimentado grandes vaivenes a partir del 8 de enero hasta que descendiera el pasado jueves. Sin embargo esta consolidación ha venido a producirse luego de un movimiento brusco a penas después del movimiento de repunte registrado por la época postnavideña. Así nos encontramos frente a todas las pistas que nos muestran una bandera descendente, que se vuelve un patrón de continuación alcista en medio de un repunte.

Primero que nada, existe optimismo, lo que se encarga de impulsar un fuerte movimiento al alza. Lo que provocará que los traders, retiren su dinero para poder ver con “mayor seguridad” cuál es la dirección a la que se va dirigir, que en caso de ser un repunte, brindara a los pausados inversores una oportunidad para formar parte del repunte, sin tener que ir a la persecución de las acciones.

Si bien, luce como algo contradictorio que un patrón alcista este “descendiendo”, la representación visual que nos muestra el gráfico listo para caer a los brazos de los nuevos alcistas, que ya esperan listos al ataque. Por su parte los bajistas que se han posicionado en corto, se apresuran a cubrir posiciones. Esto se traduce en que ellos vuelven a comprar las acciones para ser devueltas al bróker, contribuyendo así a una ecuación de la demanda en donde se impulsan aún más los precios. De esta forma y sin darse cuenta, todos ellos provocan que las acciones vayan hacia arriba.