El Dow se renueva

General Electric una de las compañías industriales más emblemáticas de los Estados Unidos, ha sido oficialmente expulsada del Dow Jones. La comisión del Dow encargada de revisar quienes cumplen con el criterio para estar en el índice de los 30 componentes de megacapitalización ha hecho el anuncio y que de acuerdo a los expertos, es un movimiento más que esperado. Sin embargo, lo que ha sorprendido ha sido la nueva designación para quien ocupara su lugar.

Walgreens Boots Alliance, el elegido.

David Blitzer, el presidente de la comisión del Dow hacía la siguiente declaración: ”El cambio en el Dow Jones Industriales hará del índice un mejor medidor de la economía y el mercado de valores… será más representativo de los sectores de consumo y atención sanitaria de la economía de Estados Unidos”, al referirse al nuevo integran del Dow, la cadena farmacéutica minorista Walgreens Boots Alliance.

No obstante, las dudas acerca de su nombramiento saltaron de inmediato ¿General Electric sede su lugar a una cadena farmacéutica? ¿Representa actualmente el estado en el que hoy se encuentra la economía estadounidense? ¿Agrega variedad a las empresas que cotizan en el mercado? Cabe mencionar que el sector sanitario del Dow cuenta con empresas como Johnson and Johnson, Merck, Pfizer y UnitedHealth, mientras que entre los minoristas tienen a Coca-Cola, McDonald’s, Walmart, Nike y Home Depot. Procter & Gamble por ejemplo podría encajar en alguna de las dos categorías.

Siguiendo entonces ese razonamiento ¿Por qué fue elegida esa y no otra? La respuesta, parece venir entonces dada la reciente actividad de fusiones y adquisiciones que se apoderó de los mercados estadounidenses. De esta manera Walgreens Boots Alliance representa la fusión de dos empresas cuyo holding empresarial comenzó a operar en Estados Unidos el último día del año 2014 y que al día de hoy cuenta con una capitalización de mercado de 63,620 millones dólares.

Aunque la decisión ya está tomada. Valdría la pena revisar si con el fortalecimiento que ha empezado a observarse en el sector tecnológico de Estados Unidos y su presencia cada vez mayor en la economía (que de acuerdo al S&P 500 asciende hasta cerca de su 25% de capitalización) ¿No habría sido mejor tomar una apuesta por algún otro tipo de empresa? En conclusión, creemos que el movimiento hecho por el Dow no lo prepara para dar un salto hacia el futuro, sino que más bien, ha tomado un sentido moderado, para dejar de ser conocido como un índice de ”la vieja economía manufacturera” a representar algo “menos viejo”, algo así como una economía de mediados del siglo XX.