Invertir en China

La rápida ascensión de China, para convertirse en una de las principales potencias a nivel mundial es uno de los factores más importantes para quienes estén buscando colocar inversiones estratégicas a largo plazo en esa nación.

Oportunidad.

A diferencia de otras naciones, China posee tasas de crecimiento económico superiores. De ahí que el Fondo Monetario Internacional (FMI) en los cálculos de este año tiene para el gigante asiático un crecimiento del 6,6% en el PIB con un estimado en las tasas de crecimiento anual, que se mantendrán en el rango de entre 6,6% y 5,5% para el año 2023.

Semejantes cifras de crecimiento económico reflejan una exponencial expansión de la clase media en esa nación, las cifras al día de hoy calculan que alrededor de 430 millones de personas en China son pertenecientes a las clase media, misma cifra que podría llegar a los 780 millones de personas para el año 2025, de acuerdo a las estimaciones de diversos analistas. Las autoridades políticas de esa nación, se encuentran implementando medidas con el sólo objetivo de incentivar el consumo tratando de sacar provecho de esa porción de la población; de ahí que la consultora Bain & Company tiene un estimado acerca del nivel de consumo de China, que se vería duplicado entre los años 2016 y 2027, con lo que aumentarían a 4,3 billones de dólares anuales que ahora manejan hasta los 8,2 billones. Son precisamente estas cifras las que incentivan a los inversionistas para que estos se posicionen de manera inteligente en el largo plazo en el mercado chino.

Riesgos.

En el corto plazo, los riesgos se encuentran en los precios de los activos se encuentran fluctuando de manera considerable debido a los asuntos relacionados con la guerra comercial que actualmente se encuentra librando el país con los Estados Unidos. Las medidas arancelarias que las dos naciones se han impuesto y por último los movimientos del tipo de cambio que se viven por toda la incertidumbre que se vive tanto política, económica y comercialmente. También vale la pena prestar particular atención a la parte política, ya que si bien en lo económico su modelo es un capitalismo muy agresivo, en lo político es un sistema comunista, por lo tanto son unos riesgos que hay que asumir.

Valuación.

Los activos chinos ofrecen atractivas valuaciones comparadas a los precios que pueden presentarse en los Estados Unidos y si bien a la hora de ponerlos en comparativos, parece no reflejar mucha información en un mercado a corto plazo, a largo plazo existe evidencia estadística que demuestra que existe una clara relación inversa entre los niveles de valuación que ofrece el mercado así como los retornos futuros de la inversión. De ahí que los precios de entrada sean más atractivos en el país asiático.

Una opción que podría ser especialmente beneficiosa para un inversor, que busca tomar la opción de invertir en China pero sin la necesidad de asumir el riesgo en acciones individuales, son los ETFs, puesto que estos instrumentos prometen ofrecer una cartera diversificada de acciones a costos convenientemente bajos.