Problemas para Musk

Elon Musk es uno de los visionarios tecnológicos más destacados en la actualidad y eso lo ha demostrado en una forma tangible por medio de las empresas que ha fundado, las cuales se encuentran contribuyendo a revolucionar sus debidos campos. No obstante también se encuentra con problemas y es que las acciones de Tesla, una de sus compañías más populares, han venido a la baja desde hace algún tiempo, por lo que en Wall Street los analistas ven que el futuro del fabricante de automóviles eléctricos es incierto, no hay que olvidar que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) interpuso una demanda el día sábado contra la compañía.

La demanda interpuesta por la SEC es una acción que se daba por descontado por lo que no ha sido ninguna sorpresa y es que Elon Musk se ha encargado de provocarla, debido a su errática y a menudo actitud inmadura de interactuar con el público por medio de la red social Twitter, pero si bien esta forma de comportarse no es algo nuevo, en esta ocasión sí consiguió presionar a los reguladores al declarar en el mes de agosto, que contaba con “fondos garantizados” para poder privatizar Tesla a través de la compra de acciones de la compañía a precios de 420 dólares por acción, dicho esto, hubo un breve pero significativo repunte en el valor de las acciones del fabricante de autos, por 13%, aunque este no duro lo suficiente puesto que vino un desplome en el valor de estas una vez que empezaron a hacerse públicas declaraciones que confirmaban la noticia acerca de la privatización, pero evadiendo el tema de la financiación, al final Tesla se abandonó semejante plan de privatización. No obstante para la SEC semejante amague basto para presentar una demanda ante un tribunal federal de Nueva York, en el cual se acusaba a Elon Musk de cometer fraude al hacer declaraciones públicas falsas las cuales podrían perjudicar a los inversores. En la demanda se solicita que se prohíba a Musk quien es confundador, director ejecutivo y presidente de Tesla, que pueda ocupar puestos de alta responsabilidad o ejercer como director de empresas que coticen en la bolsa de valores. En el caso de la SEC, este es uno de los castigos más severos que se le pueden imponer contra un ejecutivo corporativo.

Ante el castigo que se avecinaba, el día sábado, Elon Musk tuvo a bien alcanzar un acuerdo con la SEC. Así aunque seguirá siendo el director ejecutivo de Tesla, se encargará de dimitir a su cargo de presidente en los próximos tres años pero además, tanto Musk como su compañía se verán obligados a pagar multas de 20 millones de dólares cada uno. Sin embargo para el día viernes las acciones de Tesla tuvieron un desplome del 14%, al conocerse que Musk buscará impugnará la demanda, convirtiendo a esta caída a la mayor desde noviembre de 2013 y con lo que se redujo el valor del mercado de la empresa en 7,300 millones de dólares.

¿Qué camino deben seguir los inversores?

Para los inversores debe ser un momento de reflexión, puesto aunque se solucionó el asunto de la demanda, la muy posible disminución del papel de Elon Musk en la compañía que el mismo se encargó de fundar 15 años atrás y siendo el evangelista de la marca Tesla, podría por ser determinante en el futuro próximo. De ahí que ahora mismo el valor de las acciones se encuentran en aguas inciertas por lo que hay que tener mucha precaución si se piensa invertir en ella o si ya se tienen inversiones ahí.