Snapchat sin nada que presumir

Al mirar la gráfica de Snap Inc. es indudable darse cuenta que el rendimiento de la compañía no sigue una senda positiva desde ya hace algún tiempo sobre todo al anunciar sus resultados del primer trimestre del 2018, que nuevamente no aportaron números positivos y que provocaron que el valor de las acciones cayeran de forma estrepitosa llegando a devaluarse hasta en un 33% que hizo que los inversores olvidaran los resultados positivos que habían conseguido el trimestre anterior en donde llegaron a superar por primera vez en su historia en bolsa las previsiones de los analistas.

¿Hacia dónde apunta la compañía? Es cierto que la aplicación de Snapchat es popular entre celebridades y adolescentes, sobre todo en los segundos que lo han visto como una alternativa a Facebook en donde se encuentran cada vez con más familiares y menos amigos. Pero este sector no parece el catalizador que impulse al negocio, lo que lleva a que el pronóstico sobre Snap Inc. no sea nada alentador, al grado que los analistas coinciden en que ni siquiera llegando los precios a menos de diez dólares por acción sería un buen precio de compra. Las razones las exponemos a continuación.

Una compañía no rentable.

Si en algo han batallado los analistas desde que salió a bolsa la compañía es entender el modelo que emplea Snapchat para generar ingresos, tampoco queda claro cómo es que planea encontrar el éxito como una red social sí no planea hacer crecer su número de usuarios en la manera en la que los gigantes de internet lo han intentado.

Los analistas preveían que Snap lograra generar 2,000 millones dólares en ingresos en 2018, sin embargo desde su salida a bolsa lo único que ha quedado claro es que su modelo de negocios se encuentra viciado y las metas propuestas a alcanzar se encontrarían aún muy lejos, tanto así, que nuevamente los analistas ponen en duda que el objetivo pueda ser alcanzado en 2019. Basta echar un vistazo al reporte de resultados de la compañía para darse cuenta de todo lo que va mal, el primer trimestre de 2018 vino acompañado de sus mayores pérdidas registradas en los primeros cinco trimestres cotizando en bolsa; su pérdida en ebitda llegó hasta los 218 millones de dólares mientras que en flujo de caja el resultado todavía fue peor llegando a los -268 millones de dólares.

El desafío para Snapchat es seguir creciendo el número de usuarios diarios cada trimestre, sin embargo tal encomienda luce cada vez más imposible dado que los últimos rediseñados de la aplicación no han sido del agrado de los usuarios, llegando incluso a ser calificado como un desastre, que llegó a afectar los beneficios por anuncios y a reducir el número de usuarios durante el mes de marzo.

Facebook una amenaza constante.

Facebook es un rival directo para la base de clientes de Snapchat y pareciera que no existe una forma de que paren tan constante amenaza. Instagram (que es propiedad de Facebook) presume 800 millones de usuarios activos al mes y constituye una amenaza latente; por su parte el mismo Facebook a través de Facebook Stories (que ha copiado la mayor parte de características de Snapchat) ha alcanzado los 150 millones de usuarios activos diarios y que hasta ahora no han monetizado. Sin embargo esta situación pronto podría cambiar con la llegada de los primeros anunciantes a Instagram en un programa piloto que incluye a Brasil, México y Estados Unidos.

Por si no fuera suficiente, Facebook tiene el capital suficiente (44 millones de dólares en efectivo en su cuenta bancaria) para ponerse manos a la obra en perfeccionar su estrategia de desarrollo.