Trump al mando

Si hay una característica propia del presidente estadounidense, Donald Trump es que con él nunca se sabe que es lo que va a suceder. El día de ayer, por ejemplo, los mercados se mostraban con un optimismo muy alto pero al mismo tiempo expectante, esto debido a la posibilidad de que China y los Estados Unidos pudieran llegar a alcanzar un acuerdo en la próxima reunión del G20 que se llevará acabó en Argentina, no obstante el mandatario de la Casa Blanca volvió a hacer de las suyas, esto una vez más en un horario que parece ser su favorito para soltar declaraciones de impacto, que es a la hora del cierre del mercado.

Fue en este horario que Trump declaró a The Wall Street Journal, que su país podría estar aumentando a partir del próximo mes de enero las tarifas ya implementadas a China, mismas que ahora mismo ya son del 10% y elevarlas hasta el 25%, pero no sólo estaría ahí el próximo golpe al gigante asiático sino que también desde Washington buscarían poner nuevos aranceles al resto de importaciones chinas, si este país no claudica ante sus demandas.

De esta manera es como el presidente, Donald Trump, atrae los reflectores hacia su persona, convirtiéndose así en protagonista de los vaivenes de los mercados, ante la mirada atónita de los inversores que seguramente enfriarán el optimismo previo del día de ayer.

Sin embargo, en sus análisis los analistas parece haber aprendido de la experiencia y de a poco, comienzan a ”cacharle la movida” al mandatario estadounidense, quién siempre se encuentra a la búsqueda del sitio correcto en el que pueda convertirse en el centro de atención y para conseguirlo, siempre tiene guardado un as bajo la manga, mismo que la experiencia en los negocios le ha enseñado el “timing” correcto para usarlo. Bajo esta premisa es sumamente importante, que los inversores estén preparados para la embestida que puede venir en cualquier momento.

No hay que perder de vista que ahora mismo, los precios del crudo están a bordo de una montaña rusa (gracias a los comentarios del presidente) y esperando que es lo que va a suceder en la próxima reunión de la OPEP para el próximo 6 de diciembre y si eso no fuera suficiente, no se puede dejar de lado actuará siempre a favor de los intereses de Estados Unidos, no importando el costo.

Como si no fuera suficiente el haber golpeado a China durante sus declaraciones, también ha tenido el suficiente tino para golpear al otro lado del Atlántico a sus “aliados” y es que si de por si Europa ahora mismo vive con sus propios dolores de cabeza gracias al Brexit así como a Italia, Trump no da descanso y suelta una declaración en la que advierte que si bien, el Brexit quizás sea un ”excelente negocio para la Unión Europea”, probablemente Reino Unido ahora tendrá más dificultades para poder establecer acuerdos comerciales en solitario con Estados Unidos.

De esta manera, no queda duda de que al presidente Trump, es uno de los personajes más impredecibles en la historia de los Estados Unidos y que su estilo de administración, siempre antepondrá los intereses que él considera a favor de su país.