Volatilidad del petróleo

Los precios de petróleo han estado fluctuando en días recientes, apenas el viernes pasado sufrían estrepitosas caídas mientras que para el día lunes los precios se disparaban a nuevos niveles máximos. La volatilidad en el mercado petrolero se verá aún más marcada conforme avancen las semanas, factores como política, la OPEP e incluso decisiones tomadas por Estados Unidos pudieran ser uno de los botones que presionándolos alteraran el orden que por ahora mantiene el crudo.

El pasado viernes en Jeddah, Arabia Saudita, el Comité Conjunto de Supervisión Ministerial (JMMC) para el acuerdo de reducción de la producción de países miembros y no miembros de la OPEP se reunió para discutir los avances realizados hasta ahora para llegar a los objetivos de reducción en la producción de crudo. Durante la reunión los participantes fueron felicitados por sobrepasar los objetivos en un 149% aunque hubo dos miembros que sobrepasaron sus cuotas, en el caso de Irak y Kazajistán.

Sin embargo al mercado petrolero poco le importan las cifras de reducción, de lo que están realmente pendiente es de si la OPEP y Rusia seguirán adelante con el programa de reducción para el año siguiente o si este terminará en este año como estaba previsto inicialmente. El mensaje hasta ahora es confuso, por un lado Khalid al Falih, ministro del petróleo saudita, ha hecho entrever que continuaran por ahora las actuales reducciones de producción ya que las reservas petroleras aún se mantienen por arriba de las que existían antes del desplome de precios en el 2015 afirmando además ”Que las reducciones de reserva debían de continuar, no obstante aún no se había decidido cuál es el objetivo específico.” Mientras Alexander Novak ministro del petróleo de Rusia, transmitió un mensaje diferente, al poner sobre la mesa un posible aumento de la producción a partir de la segunda mitad del presente año o sino para principios del 2019. Sin embargo, la respuesta oficial vendrá una vez concluida la próxima reunión de la OPEP a celebrarse en Viena el 22 de junio.

Desafortunadamente para los mercados, los resultados de la OPEP se vieron minimizados con un solo tweet del presidente estadounidense Donald Trump, en donde hacía un reclamo a la OPEP que ha inflado los precios del petróleo, pese a las reservas con las que hoy se cuentan incluidos los barcos cargados de crudo que se encuentran en altamar. Así, sin poder realmente influir sobre las decisiones de esta organización los mercados reaccionaron de inmediato, los futuros del WTI que se encontraban en 68.29 dólares por barril descendieron hasta los 67.50 dólares.

Lo más recomendable en caso de tener inversiones en crudo, sería seguir de cerca el tema de Estados Unidos contra Irán, el desarme nuclear de Corea del Norte o la decisión final que vayan a tomar desde la OPEP.